martes, 14 de octubre de 2014

Documento: Argentina debe modificar su matriz energética


Agentina debe modificar su matriz energética. Para ello es necesario incrementar la utilización de energías renovables, aumentar la eficiencia energética y asumir compromisos regionales y globales para la mitigación del cambio climático 
RESUMEN EJECUTIVO

A)   Generalidades

El sector energético argentino mantiene y agrava su crisis estructural, suficientemente descrita y anunciada con anticipación por el grupo de Ex Secretarios de Energía. Los datos concretos de la producción energética correspondientes a agosto de 2014 nos indican que continúan disminuyendo la producción de gas natural y de petróleo, y que no se producen descubrimientos de nuevos yacimientos de hidrocarburos, todo ello en el marco de un muy fuerte incremento de los subsidios energéticos y una crónica disminución de las reservas de divisas y ausencia de crédito externo.

B)   Argentina no debe adoptar una política energética simplista ni oportunista

En ese contexto, el Gobierno nacional impulsa sin consensos una nueva ley de hidrocarburos unánimemente rechazada hasta ahora por la oposición parlamentaria, detrás de la cual se esconde una estrategia energética unidireccional e inconveniente que podríamos definir como “Vaca Muerta, única solución para los problemas de la Argentina”.

Ante esta situación, los Ex Secretarios de Energía creemos fundamental no perder el foco respecto a una cuestión central: la Energía necesita una política integral, concebida con criterio estratégico, y fundada en consensos políticos amplios. Esta política debe ser transparente y accesible al conocimiento de cualquier ciudadano.

C)    La cuestión estratégica: más energía renovable y mayor eficiencia en el consumo energético
Dentro de esa óptica, juega un rol central la transformación y diversificación de nuestra matriz energética, procurando la sustitución de las energías fósiles por energías renovables, y la eficiencia energética.

Para cambiar nuestra matriz energética y simultáneamente hacer una contribución a la mitigación del cambio climático en forma realista, tenemos básicamente cuatro posibilidades inmediatas, basadas en energía renovable, amigable con el medio ambiente y de producción nacional: 1) biocombustibles (etanol y biodiesel de soja); 2) energía eólica; 3) energía hidroeléctrica y 4) energía solar y otras alternativas.

Debemos enfatizar que la implementación de una política de transformación de la matriz y de eficiencia energética requiere de una acción mancomunada entre el Estado y los consumidores, y será siempre una política de largo plazo, con objetivos estratégicos consensuados y permanentes.

D)   Energía y ambiente: una unión indisoluble

La cuestión del impacto ambiental de cada emprendimiento energético es de alta prioridad social y política. Ello requiere de la aplicación por parte del poder público de normativa exigente de una eficaz fiscalización, y de transparencia para asegurar que sean debidamente tomadas en cuenta las opiniones de los afectados por la construcción de las obras.

Nuestra generación ha recibido la Tierra en préstamo de las generaciones futuras. Preservar el medio ambiente en nuestro país y en el planeta no implica renunciar al crecimiento económico, ya que es posible expandir la producción de bienes y servicios y al mismo tiempo reducir las emisiones contaminantes. Como nación deberemos aportar, en el marco de acuerdos regionales, a una solución global que reduzca las emisiones de gases de efecto invernadero.


Puede acceder al documento haciendo click AQUÍ.

1 comentario:

  1. Estimados,
    Acabo de leer el documento elaborado referido a la modificación de la matriz energética Argentina. Coincido plenamente en que las medidas más urgentes a tomar son la de avanzar en la eficiencia energética (domiciliaria e industrial) y en terminar con la dependencia de los recursos fósiles, en nuestro caso los hidrocarburos. Lo que me parece importante es que no debemos fijarnos como meta "cumplir" con reuniones internacionales cuyos tratados en materia de preservación ambiental son meros discursos, sin ir más lejos se puede mencionar el Protocolo de Kyoto. En mi opinión se precisa un arduo debate, transparente y alejado de intereses económicos, en donde fijemos políticas claras y un plan de diversificación de matriz energética a largo plazo con preponderancia de las tecnologías más limpias y que haga especial hincapié en la eficiencia energética. Teniendo en cuenta que la eficiencia energética es una cuestión que excede completamente a los focos bajo consumo y que se encuentra en estrecha relación con los medios masivos de transporte, particularmente en sentido opuesto al desarrollo del automóvil particular como forma principal de transporte. Hago mención del automóvil porque está ligado al estilo de vida actual, el cual nos enseña a preservar el ambiente y la sociedad en las escuelas, pero nos bombardea con productos que no redundan en una mejor calidad de vida pero que al planeta le cuesta y que si queremos verlo en términos de energía, nos cuesta energía transportarlos y también desecharlos.
    En síntesis, me parece excelente la idea de instalar el debate sobre nuestra matriz energética en forma urgente, para comenzar a definir políticas que permitan escenarios claros, o por lo menos más previsibles, para avanzar a un proyecto sustentable en el largo plazo. Sin embargo, considero que no debemos plantearlo como necesario para acudir a una reunión internacional sobre el cuidado del ambiente, sino como una estrategia para lograr autoabastecernos energéticamente con el mínimo impacto ambiental posible. Disculpen la informalidad de la respuesta, quizás están un poco desorganizadas las ideas, pero si les interesa puedo desarrollarlas un poco mejor. Un saludo.

    ResponderEliminar